• Alejandro Ramírez

¡Viaja por Colombia!

Durante este año, he decidido planear varios viajes alrededor de diferentes destinos en Colombia que no había explorado muy bien antes, lo hice principalmente como una ruta de escape para compensar el sedentarismo que trajo la pandemia en el 2020, y le puedo decir al lector que las aventuras y buenos momentos que he vivido, me hacen reflexionar en la importancia del turismo como alternativa de reactivación económica, así como una perfecta ruta para satisfacer los gustos e intereses de todo tipo de viajeros, ¿por qué? He aquí mi reflexión y mis razones para afirmarlo.


Colombia estaba en auge turístico durante sus épocas pre-pandemia, manejando cifras record en el 2019 de más de 4 millones y medio de turistas que visitaron el país, y a pesar de que Colombia difícilmente será el destino más visitado del mundo porque Europa y Estados Unidos suelen aplastar a los demás países en ese ranking, lo que más tiene a favor el país es la cantidad de buenas referencias en bastantes agencias, sitios y comunidades de viajeros de todo tipo ¿sabían ustedes que Colombia es el destino #1 de turismo para mochileros de acuerdo a muchos foros en internet? No sé si existe un ranking oficial, si lo hay, de seguro el país está en un lugar privilegiado.


Las razones sobran, pero aquí les expongo las mías, producto de una reflexión luego de seis meses de muy buenas experiencias por el país:

  • Colombia tiene de todo: el año nuevo me tomó en un pueblito del Valle de Tenza, entre Cundinamarca y Boyacá, donde mis papás tienen una casa de campo, luego, en marzo, estaba buceando y viviendo un turismo de aventura y caminatas al calor del Caribe en Taganga (del cuál escribí una bonita entrada aquí), para abril y mayo, tuve dos estadías por las laderas del Magdalena en Tolima, en junio, subí hacia las mesetas de Santander, cuyos viajes de carretera son un malestar para muchos, y donde conocí uno de los pueblos más bonitos del mundo como lo es Barichara (y donde me enteré que existe una Red de pueblos patrimonio de Colombia que se pueden visitar), y finalicé mi semestre de recorridos abrazando una palma de más de 30 metros de alto en el Valle del Cocora, una maravilla natural que da acceso al majestuoso Parque Los Nevados. Una diversidad completa de climas, de paisajes, de fotos, de platos, y esto se da gracias a la privilegiada ubicación de Colombia en el mundo.


  • Colombia satisface a todos los presupuestos: algunas personas se sorprenden con lo bajos que resultan mis presupuestos a la hora de viajar. Me llama mucho la atención que, hablando de tiquetes aéreos, aún son muchas las personas que sienten que estos son caros e inalcanzables, y ni qué hablar de los hospedajes, los transportes o los accesos a los sitios turísticos. Ahí, la tecnología es la gran aliada para encontrar los mejores presupuestos para viajar, aplicaciones como Skyscanner y Booking permiten hacer y filtrar una gran experiencia a partir del presupuesto que tengamos disponibles, y eso, junto a una búsqueda por internet para aprender de los generadores de contenido que ya han pasado por esa misma posición, permitirá estructurar viajes memorables al costo que quieran. Más allá de eso, les recuerdo que el ser colombiano nos dota de grandes cualidades a la hora de aventurarnos en diferentes destinos, una de estas es la capacidad de pedir descuento a donde vamos. No tengan miedo de no acudir a esta práctica, pues esto les garantizará un mejor presupuesto, así como verse sometido a un pulso negociador que se convertirá después en una gran anécdota.


  • Colombia rompe estereotipos: a pesar del reto que supone ser turista en Colombia y de lo desdibujado y desinformado que los medios tradicionales tienen al país, la amabilidad y bacanería de los colombianos se mide cuando uno está viajando alrededor de este, si esta pudiese tener una calificación de 1 a 10, estoy seguro que se llevaría la máxima calificación. Desde una indicación en una calle hasta ofrecerte un plato de comida, el colombiano estará ahí para brindarte lo que necesites, y esto, en un año tan congestionado como lo ha sido el 2021, donde la desconfianza entre todos nosotros reina, convivir con el colombiano en modo viaje se vuelve un gran antídoto. Y sí, no estamos exentos de estafas o de robos, como pasa en la mayoría de destinos del mundo, frente a esto, se deben tener los cuidados requeridos, sin embargo, estas experiencias son contadas y muy escasas en comparación con la cantidad de buena gente que se encuentra durante el camino.


Espero que estas razones le brinden algo más de energía y llene de razones para quienes la pandemia, el teletrabajo y el pesimismo actual, les haya arrebatado la tranquilidad y la alegría. En mi caso, estaba cansado de la rutina que implica esta nueva normalidad, y la ilusión que suscita estructurar y realizar un viaje me saca completamente de mi zona de confort. Por último, la reactivación económica está de moda y se ha vuelvo una cómoda excusa para justificar la gestión de nuestros incipientes e insípidos gobernantes, los invito entonces a que volvamos el viajar una buena excusa para reactivar a las diferentes comunidades que viven del turismo en Colombia, de seguro estas nos lo van a agradecer.

Entradas Recientes

Ver todo

¡Bienvenido a ElRami.com!